lona-webjpg

En torno a una dolorosa persecución religiosa en el reino de los tolerantes

“El buen pastor da su vida por las ovejas” (Jn. 10, 11)

Sin dudas que el nombre del Dr. Abel Albino es en general desconocido para la inmensa mayoría de argentinos, más dedicados a ciertas aficiones que van de lo frívolo a lo rotundamente vicioso, cuando de enterarse de la realidad nacional se trata.

Este distinguido pediatra mendocino fue cautivando la atención de sus compatriotas de manera paulatina. Fundador de CONIN(Cooperadora para la Nutrición Infantil), ha tomado la posta de comprometerse por entero para combatir o paliar la dolorosa miseria de la pobreza y su consecuente: la desnutrición infantil. Egresado de tres importantes universidades, Albino es Médico por la Universidad de Tucumán, Pediatra por la Universidad Nacional de Cuyo y Doctor en Medicina por la Universidad de Chile.

No fue el afán de trascender públicamente lo que lo ha motivado a renunciar a los más grandes honores y prestigios que su indiscutible talento le prometían aquí en su patria como en Europa. Tampoco fuela promesa de un éxitoterrenal (o político, si se quiere) lo que impulsó su corazón a renunciar a los más elementales bienes materiales como son el tener un sueldo, una jubilación, una obra social y una carrera profesional normal y decente tal y como la justicia obliga tener a quien se esfuerza con empeño en seguir una vocación. Ni siquiera dudó en empeñar su propia casa, su único patrimonio, para ponerlo como respaldo seguro de miles de niños que crecerían en las piadosas instalaciones de su fundación.

Su fama humilde lo vincula con una verdad nacional que de repugnante y vergonzosa, los medios de comunicación, las instituciones democráticas, y las abultadamente financiadas organizaciones-derecho-humanitarias de la movidaNac & Pop hace años se encargan de esconder cual mugre debajo de alfombra árabe. Miseria material y espiritual que afecta a miles de familias y niños que, encerrados en un oscuro cono de sombra, serán los parias de esta bendita patria, inmensamente grande, increíblemente rica y miserablemente saqueada.

Ejemplo de Católico; dedicado a servir a Cristo y a su Iglesia en una obra de trascendencia, no es el puro altruismo lo que inspiró su ambicioso proyecto de servir al prójimo, al pobre,al desnutrido. Fue la verdadera caridad cristiana; la que salida del corazón de Cristo emana como una fuente derramada entre los creyentes, como un bálsamo capaz de restaurar todas las cosas en Dios,tal la fortaleza de este caballero.

Ejemplo de patriotismo. Priorizó el hacer el bien por su propia tierra; la que le dio una familia, un hogar, un amor, una pasión, y una sólida formación académica a la cual dedicó años de estudio conquistando un prometedor futuro junto a los más valiosos intelectuales de la medicina moderna.No es de extrañar que semejante talento fructificara en una generosa producción bibliográfica.

En su segundo libro, Gobernar es Poblar (2010) señala el vínculo directo entre educación sexual y desnutrición; cómo la formación de un ambiente familiar adecuado, con figuras paterna y materna sólidas; en un contexto de afectividad y contención espiritual suficientes influye de manera directa en la recuperación del desnutrido. Un hogar donde los niños crezcan al resguardo y la tutela de una madre que, cual pastora de la vida, acoge, protege y conduce la vida de ese niño que crece. Un padre, que con su presencia perseverante cual centinela defienda con su trabajo ese hogar y, con su indelegable autoridad, sirva de referente y columna vertebral en la formación de aquellos ideales yvalores que configuran la vida moral del niño.

No nos engañemos, lo que él escribe está corroborado por los más destacados investigadores de la rama de la psicología, de la medicina y de las neurociencias de los últimos años. El que se atreva a leer cualquier texto académico dentro de la temática del desarrollo infantil, del crecimiento psico-afectivo de la primera edad y de la implicancia del desarrollo neurológico en la salud afectiva, se encontrará con una referencia abundante de todo aquello que nuestro pediatra ha escrito en éste libro del año 2010. Obvio que la arrogancia de los falsos intelectuales no les permitió detectar su existencia sino cinco años después de publicado.

Decía el Padre Castellani que para identificar a un genio deberíamos notar cómo los necios se confabulan en su contra. Fue en éste, su librodonde la estupidez nacional encontró motivos para derramar su perfidia atacando a este hombre de bien. Y salieron los que lucran con el escándalo, la mediocridad y el zafarrancho a pegarle al que sin esperar recompensas y gratitudes humanas dedicó años de su vida a enfrentar la mugre que el régimen tenía bien escondidito. Y no es para menos que quieran derrotarlo o perjudicarlo.

Ya decía el ingenioso Chésterton que la ortodoxia es la única forma de heterodoxia que nuestra época no admite.He aquí las razones de estas palabras que intentan ser un modesto manifiesto de apoyo y acompañamiento que en justicia debemos a este hombre de Dios y de la Iglesia como es el Dr. Abel Albino. Pues reconocemos que detrás de este argentino hay miles de padres, docentes, profesionales de la salud y de distintos ámbitos civiles que nos sentimos agraviados y ofendidos por el modo en que se pisoteó el honor y la valentía de este valioso médico y junto a él a tantos otros hermanos compatriotas que se identifican con su obra y su pensamiento.

Demás está decir que lo que exponemos aquí motu proprio, no representa la voz del Dr. Albino y corre por cuenta exclusiva del Centro de Estudios Universitarios Pbro. Leonardo Castellani, y no persigue otro interés más que brindar un sincero apoyo al referido. Entendemos que el pensamiento del pediatra expresado en sus libros y en los principios de acción que inspiran a la Fundación CONIN no son otros que los emanados del Evangelioy esclarecidos por la Doctrina Católica, con referencia especial a los últimos documentos magisteriales: Humanae Vitae, del Papa Paulo VI, Evangelium Vitae, Veritatis Splendor, Fides et Ratio, entre otras del Papa San Juan Pablo II; toda la Catequesis papal que difundida desde el año 1978 consolidó lo que se llamaría Teología Conyugal desarrollada por el mismo pontífice y sin dudas las demás enseñanzas salidas de la Sede Petrina.

Entendemos que las opiniones del Dr. Albino en su libro Gobernar es Poblar tienen su ascendencia teórica en el universo doctrinal católico. Lo cual no significa en nada una limitación de perspectiva. Por el contrario, entronca dócilmente los datos aportados por la más evidente razón científica con el amplísimo basamento moral enseñado por la tradición católica y humanística multisecular. Así pues, reprochar las opiniones de Albino por “arcaicas”, “anticuadas”, “trogloditas” o “cavernarias”, es repudiar el más evidente rigor científico. Avalado, no sólo por la autoridad de quien lo dice, sino también por las más elocuentes investigaciones académicas de todo el mundo.

¡Dígase de una vez!Porque si no hablan los que tienen que hacerlo “hablarán las piedras” (Lc. 19, 40). Las ideologías son despóticas porque van contra la verdad. Son contrarias a la verdad porque dependen del poder que tienen para mantenerse, aún en contra de los hechos. Así es la ideología de género. Mantiene su hegemonía tiránicamente sostenida por robustas cuentas bancarias, y financiada con arreglos mercenarios, con el objetivo de llevar adelante la revolución cultural impuesta por la ONU a las naciones pobres que orbitan su eje.

La ideología de género es mentirosa y contraria alhombre. Destruye lo humano porque oculta su naturaleza y aniquila su propiaescala. Es criminal, genocida y terrorista porque inyecta el odio dialéctico entre los hermanos de raza sembrando la cizaña del materialismo cientificista, del relativismo moral, del totalitarismo político y del absolutismo ateo. Por eso, oponerse burlonamente a las opiniones del Dr. Albino es sin más mofarse,con ese mismo odio,de las enseñanzas que el catolicismo viene defendiendo a lo largo de los años: la vigenciadel  orden natural.Niéguese el Orden Natural y seremos presa fácil de dictadores.

Por eso decía también Chesterton que el catolicismo es tan odiado porque tiene la dinamita capaz de renovar el mundo en cualquier época de la historia. Y esa fuerza naturalmente no proviene de sus estructuras temporales, ni mucho menos de sus hombres. Es de hecho la humanidad el componente más efímero que tiene la iglesia del crucificado.

La dinamita capaz de encender la tierra es Cristo Crucificado. En todo caso, parte gloriosa de la estructura temporal del catolicismo son sus santos en todo aquello que aportaron como reservorio de méritos. Estos hombres de carne y hueso que se santificaron en este mundo y lo consagraron son el verdadero patrimonio que la iglesia ha dado al mundo. Y son el verdadero nexo que mantiene viva a la Iglesia Católica presente en el mundo que, como levadura en la masa, es motor del verdadero progreso humano. Es hora de santos. Es hora de mártires. Es la hora de los laicos. Es la hora de la intransigencia; del “sí sí; no no” que dice Cristo(Mt. 5, 37). Esta es una de esas horas coyunturales, de definiciones. Por eso, la voz de la Iglesia es la voz de todos los católicos. Hoy defenestran a Albino, en él a todos los católicos.

No nos sorprende. La iglesia perseguida es la iglesia de la Bienaventuranza. “Dichosos sois cuando os odiaren los hombres, os excluyeren, os insultaren y proscribieren vuestro nombre, como pernicioso, por causa del Hijo del Hombre. Alegraos entonces y saltad de gozo, pues sabed que vuestra recompensa es mucha en el cielo. Porque de la misma manera trataron sus padres a los profetas.” (San Lucas 6, 22-23)

Por último, no somos nosotros los más indicados en levantar la voz para defender al gran Albino. No es la firma del CEU Leonardo Castellani la que dé a estas letras la trascendencia que buscan. Somos plenamente conscientes de que una palabra fuerte y decidida salida de la boca de aquellos que tienen la gracia del estado y la autoridad genuina para hacerlo pondrían las cosas en su lugar defendiendo a los que humilde y silenciosamente trabajamos en nuestros ambientes y en nuestras rutinas para que Él reine.Así mismo, hemos tomado la posta de escribir estas líneas aun cuando no tenemos el honor de conocer en persona a este médico egregio y por el sólo deseo de brindarle un afectuoso apoyo y acompañamiento en esta lucha que es de Cristo, quien ha de reinar muy a pesar de sus enemigos hasta ponerlos como escabel de sus pies sagrados.

Anuncios